Formación Religiosa, Hermandad de la Esperanza de Triana

Nos hacemos eco de una mágnifica idea puesta en marcha por la Junta de Gobierno de la Esperanza de Triana de formación religiosa on-line, con la idea de aprovechar los medios que las nuevas tecnologías nos ofrecen para ahondar y profundizar en nuestra formación religiosa.

El documento que nos ofrecen es la Carta Pastoral de nuestro Pastor, el Sr. Cardenal Arzobispo de Sevilla, D. carlos Amigo Vallejo, que con motivo del Día del Apostolado Seglar y de la Acción Católica.

Felicidades por esta iniciativa.

«CRISTIANOS LAICOS, CONSTRUCTORES DE ESPERANZA»
(13 Mayo 2004)

DÍA DEL APOSTOLADO SEGLAR Y DE LA ACCIÓN CATÓLICA
– 30 de mayo de 2004 –
Carta pastoral del Cardenal Arzobispo de Sevilla

Podemos suponer que no corren malos tiempos, pues las gentes hablan y preguntan por la esperanza. Es decir, que piensan que puede haber, en el horizonte del futuro, un tiempo verdaderamente nuevo, donde tengan firme y buen asiento la paz, la justicia, la felicidad de todos. Pero esta esperanza sería un sarcasmo y una burla si no estuviera bien cargada de un presente seriamente comprometido en trabajar por aquello que deseamos conseguir.

Entre las grandes carencias de nuestros días se ha hablado de que «los valores trascendentes han quedado relegados a un segundo plano», que muchos creyentes «han caído en las redes de la secularización, del agnosticismo práctico, de la indiferencia religiosa y en el relativismo ético y moral», que hay cansancio, desánimo, falta de ardor misionero, que se vive como si Dios no existiera… (Mensaje CEAS 2004).

Todo ello, tan preocupante como real, debe ser un gran estímulo para emprender, ya desde ahora, una decidida campaña de superación de aquello que amenaza con destruir nuestra esperanza.

La esperanza no cierra los ojos a las realidades del presente, sino que los abre en tal manera que hace vibrar las más hondas fibras de nuestra condición de personas y de cristianos. Ni miedo, ni presunción, sino buscar los recursos que tenemos y ponernos a trabajar en este mundo que debe transformarse en Reino de Dios. Es la evangelización. Es poner el mensaje de Cristo en todas las realidades humanas.

No nos ha de faltar la gracia del Espíritu y el apoyo de la Iglesia. Muchas pueden ser las dificultades, pero un apóstol seglar sabe muy bien que es un creyente y militante del evangelio y que tendrá que ser coherente entre el proyecto que desea realizar y la cruz que ha de llevar. Es un cristiano presente en la realidad de este mundo, y ello le obliga a tener en el corazón el evangelio y las manos empeñadas en la construcción de esa ciudad nueva por la que dio su vida Jesucristo. El seglar no quiere ni puede renunciar a ser un hombre espiritual, en el mejor sentido de la palabra, y consciente de sus responsabilidades como ciudadano de este mundo. Por tanto, es imprescindible que la actividad venga siempre precedida y acompañada de la oración y de los sacramentos.

En el próximo mes de noviembre se va a celebrar el Congreso sobre apostolado seglar, con el tema: Testigos de la esperanza. Este Día del Apostolado Seglar y de la Acción Católica puede ser un buen momento para motivar y dar un buen impulso al trabajo de preparación de tan importante acontecimiento para la presencia y apostolado laical en la vida de nuestra iglesia.

Si ha sido el Señor quien nos llamó a trabajar en la villa de este mundo, él mismo será quien vaya abriendo los surcos en los que se ha de plantear la semilla del evangelio. Este es nuestro convencimiento y la garantía de nuestra esperanza: Dios siempre nos guía y acompaña.

Que Dios os bendiga,

Carlos Amigo Vallejo
Cardenal Arzobispo de Sevilla

www.hermandadcandelaria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *