Archivo mensual: diciembre 2017

Bendición del Belén en San Nicolás

Ya podéis visitar y admirar el espléndido Nacimiento que un año más ha montado la Hermandad en la iglesia de San Nicolás, gracias al trabajo y dedicación de nuestra hermana Rocío Macías, que junto con su familia nos brindan cada año un nuevo escenario para recrear la venida del Niño Jesús.

El acto de bendición tuvo lugar al término de la Función Solemne a San Nicolás, a cargo del párroco emérito Rvdo. D. Manuel Mateo Fraile.

Celebrada con solemnidad la festividad de San Nicolás

El pasado miércoles 6 de diciembre, día de San Nicolás, finalizó el Triduo que la Parroquia en colaboración con nuestra Hermandad ha dedicado un año más al venerado obispo de Mira. La Solemne Función fue oficiada por el párroco emérito Rvdo. D. Manuel Mateo Fraile, con asistencia de numerosos hermanos, feligreses y devotos del Santo, siendo amenizada la eucaristía por el coro de la Hermandad. El retablo mayor y la hornacina central presidida por San Nicolás aparecían especialmente engalanados con cera y flores exquisitamente dispuestos para la ocasión.

Al término de la ceremonia, los asistentes pudieron degustar en el patio interior un exquisito chocolate ofrecido por la Parroquia, junto con unos “bollos de San Nicolás” elaborados por las monjas del cercano convento de Madre de Dios.

Una donación con mucha historia

A principios de este año 2017 nuestra hermandad recibió la donación de dos artísticas sillas de madera tallada, que pertenecieron a nuestro hermano fundador José Ruiz “Pepe el Planeta”. Dichas sillas las conservó primero su hija Pepita y luego su nieta María José Alonso Ruiz, quien generosamente las ha donado a nuestra corporación.

Dado el estilo y el valor histórico y sentimental de dichas sillas, su ubicación final tenía que ser en nuestra Sala Capitular de la Hermandad Sacramental, el lugar donde se reunían los hermanos fundadores allá por los años veinte. Dicha estancia ha estado ocupada los dos últimos años, pues en ella se han ejecutado las copias de los cuadros de Bartolomé Esteban Murillo que se han inaugurado el pasado 24 de noviembre en Santa María la Blanca. Una vez libre la Sala, dichas sillas han pasado a engrosar el noble mobiliario que contiene.

 

Gran Recogida de Alimentos 2017

Un año más a través de la Delegación de Caridad, la Hermandad de la Candelaria colabora con la Gran Recogida de Alimentos, que organiza el Banco de Alimentos de Sevilla.

Desde la redes sociales de la Hermandad, se ha estado informando a los hermanos interesados en participar, este año hemos superado el número de colaboradores.

Como es tradicional nuestro puesto se enclava en el supermercado MAS de la Cuesta del Rosario, que además colabora muy activamente con la campaña y sus empleados nos facilitan en todo nuestra labor.

Esperamos que gracias a la generosidad del público, este año seguro superaremos la cantidad de comida recogida.

Damos las gracias a todos los colaboradores que han participado en esta campaña del 2017.

Que mejor manera de hacer CARIDAD que dedicar un poco de tu tiempo para ayudar a paliar las necesidades de los que sufren.

Triduo a San Nicolás

 

Los próximos días 4, 5 y 6 de diciembre, a las 19:00 horas tendrán lugar en la Parroquia de San Nicolás, Solemne Triduo de rogativas y acción de gracias al milagroso San Nicolás de Bari.

Como cada año nuestra Hermandad colabora con la Parroquia en la celebración de los cultos consagrados a San Nicolás de Bari, titular nuestro.

Recordamos a todos los hermanos la obligatoriedad de asistir a los cultos de nuestros titulares, tal y como se recoge en nuestras Reglas.

Sobre San Nicolás de Bari podemos comentar que es uno de los escasos miembros del santoral que es venerado tanto por la iglesia latina como por la griega. Llamado el Magno, se le atribuyen innumerables milagros,  tanto en vida como después de muerto, mostrando un inusitado poder sobre el fuego, por lo que la Iglesia recomienda pedir por su intercesión la gracia de vernos libres de los ardores del infierno.

Durante toda su vida se distinguió de una manera especial por sus acciones caritativas y taumatúrgicas. Murió hacia el año 345. Su veneración como santo empezó prácticamente después de su muerte; sus restos fueron salvados de los sarracenos y llevados a Bari, donde se erigió una Iglesia que conserva sus reliquias en un valioso sarcófago del que fluye un bálsamo al que se atribuye efectos milagrosos. Es uno de los catorce santos auxiliadores.