Tercer día de Triduo

 

Ayer tarde disfrutamos de la última homilía del Rvdo. Padre D. Carlos Coloma, en ella nos transmitía que la Virgen María esta siempre pendiente de nuestras cosas, nos acerca hasta el altar para ponernos a los pies del fruto bendito de su vientre.

En el evangelio Jesús se enfrenta directamente al mal para que el hombre recupere la paz, la libertad y la alegría. Dios siempre nos habla pero a veces el hombre no esta dispuesto a escucharle, nos habla al corazón y tenemos que tenerlo abierto, dispuesto. Nos habla al corazón atreves de la Palabra, nos transforma la mente, nos da luz. La Virgen María es oyente de la Palabra, que en ella cobra vida. La Virgen es la madre de la misericordia nos alienta a  hacer lo Jesús nos diga, a escuchar en la oración.

Por eso en el ultimo día de triduo a María Santísima de la Candelaria, nos invita a que la Hermandad sea escuela de oración de hombres y mujeres orantes que se encuentran con el Señor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *