1º Día de Triduo 2019

En la homilía platicada por el Rvdo. P. Fray Juan Franco Pérez, en el primer día de Triduo, nos anima a que preguntamos a la Virgen de la Candelaria al oído si sabe que es el Triunfo y ella a priori respondería que el triunfo sería el Martes Santo, con todos los actos y la procesión y los hermanos a sus plantas rezándole y admirándola.
Pero sin embargo si se le pregunta en serio, nos diría que realmente el Triunfo es el de su Hijo. Su muerte es un fraude a primera vista, alguien que hace milagros, ¿cómo se deja matar?, pero Dios estaba en ese fraude comenzando su Triunfo.

Ella empezó su reinado con una corona de espinas, para luego tornarla en corona de oro, ese es su Triunfo. Se viste desde el fracaso, desde lo que nos da miedo y en eso está triunfando Dios, ante esto sólo se puede decir como dice ella AMÉN y ahí empieza su triunfo.
La Virgen de la Candelaria no es sólo un paso lleno de luz, es bastante más, ella quiere que estemos siempre con ella, más allá del Martes Santo. ¿Si estando a su lado no tenemos miedo por qué no lo hacemos permanentemente? No vale ir sólo un martes, o llevar la estampita en la cartera.
Como todas las madres, la Candelaria sólo necesita que le abramos nuestro corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *