Resumen Histórico-Artístico de la Hermandad Sacramental de San Nicolás

La Hermandad del Santísimo Sacramento, Ánimas Benditas del Purgatorio y Nuestra Señora del Subterráneo se fundó en el año 1631 en la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari, al ser aprobadas sus primeras Reglas. La devoción de los feligreses a la imagen de la Virgen que apareció más de cien años antes oculta en una de las galerías aledañas a la iglesia, origen de su advocación, hizo que la adoptaran como patrona titular de la Hermandad Sacramental una vez entronizada en el templo.

Desde su fundación disfrutaba en la primitiva iglesia de San Nicolás del uso de la Capilla del Sagrario, cuya propiedad se le reconoce oficialmente en 1703. Tras la demolición del edificio para levantar el actual, inaugurado en 1758, la Hermandad Sacramental volvió a ostentar la propiedad sobre dicha Capilla.

Los fondos económicos para costear los cultos al Santísimo  Sacramento y las funciones a la Virgen procedieron principalmente en los siglos XVII y XVIII de las donaciones de tierras y fincas cuyas rentas administraba. Su patrimonio artístico se vio notablemente incrementado por las donaciones del canónigo y hermano D. Carlos Villa en la segunda mitad del siglo XVIII.

Mediado el siglo XIX, la desamortización de los bienes eclesiásticos y otros factores de índole político-social influyeron negativamente en el normal desenvolvimiento de su vida interna y sus cultos. Hubo varios intentos de recuperación de su pasado esplendor desde finales del siglo XIX hasta los primeros años del siglo XX, con mayor o menor fortuna. La fundación en 1921 en la iglesia de San Nicolás de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Candelaria fue un acicate para la corporación, de forma que un buen número de hermanos de la sacramental se incorporaron a la de penitencia y viceversa.

El primer intento de fusionar ambas corporaciones se produjo en 1948, coincidiendo con la construcción de nuevo retablo de la Capilla del Sagrario y el traslado a él de las imágenes titulares de la Hermandad de la Candelaria, que hasta entonces ocupaban un altar colateral de la nave de epístola. La progresiva desaparición por fallecimiento de los hermanos en la segunda mitad del siglo XX tuvo su punto final en 1977, cuando se fusionaron ambas hermandades. Al adoptar la de penitencia el carácter sacramental, se tradujo en la revitalización de los actos de culto al Santísimo Sacramento y a la Virgen del Subterráneo, así como la custodia y conservación de su importantísimo patrimonio artístico.

De esta forma, se puede adorar al Santísimo Sacramento y venerar las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Salud y a María Santísima de la Candelaria a la vez en la espléndida capilla del Sagrario. Tras la fusión, se ha venido celebrando sin interrupción el Triduo al Santísimo Sacramento en las vísperas de la festividad del Corpus Christi y se ha celebrado la tradicional Procesión de Enfermos e Impedidos por las calles de la feligresía, que desde el año 2005 ha pasado a denominarse Procesión Eucarística. Anualmente se celebra Función Solemne a Nuestra Señora del Subterráneo, que sirve de inicio del curso cofrade de nuestra Hermandad.

En el aspecto patrimonial, se han incorporado insignias a la estación de penitencia que ponen de manifiesto el carácter sacramental, como son el Estandarte Sacramental y la Bandera Sacramental, amén de la inclusión del viril sacramental en el escudo de la corporación.

Bendito y Alabado sea el Santísimo Sacramento del altar. Sea por siempre Bendito y Alabado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *