La Luz de la Candelaria inundó las calles de Sevilla en una memorable procesión extraordinaria, broche final de nuestro Centenario

Hace justo una semana que el paso de palio de nuestra venerada titular recorría las calles de Sevilla en una procesión triunfal, tras dos aplazamientos y numerosas dificultades ocasionadas por la pandemia del Covid19. Finalmente, los candelarios gozamos junto a nuestra Santísima Virgen de la Candelaria, que lucía en todo su esplendor en su exquisito y original paso de palio. Y con nosotros los cofrades, los devotos y muchos forasteros que visitaban nuestra ciudad.

Desde las tres de la tarde y hasta la medianoche, precedida por cuatro centenares de hermanos, la Luz recorrió a primera hora de la tarde los jardines de Murillo y el Paseo de Catalina de Ribera, hasta llegar a la acrópolis y visitar al Señor Arzobispo -don José Ángel Saiz Meneses- en el Palacio Arzobispal, acompañado del arzobispo emérito don Juan José Asenjo Pelegrina.

El Señor Arzobispo pronunció estas palabras contemplando el primer paso de palio desde su llegada a Sevilla: Muchas felicidades por vuestro Centenario. Llevad la Luz de Cristo de la mano de María Santísima de la Candelaria a todos los ambientes, a todos los rincones de nuestra ciudad y de nuestra archidiócesis. Que Ella reine en nuestro corazón. Muchas felicidades ¡Viva la Virgen de la Candelaria!

Seguidamente la Virgen visitó la Casa Consistorial, donde aguardaba el Alcalde de la ciudad -Juan Espadas Cejas- y la corporación municipal para tributarle el reconocimiento de la ciudad a la que es patrona del Servicio de Parques y Jardines desde 1967.

Los hermanos costaleros de nuestra hermandad, aunados en una sola cuadrilla, la llevaron primorosamente sobre la alfombra de sal preparada por el grupo joven, mientras sonaba la marcha del Centenario, “Pasa la Virgen de la Candelaria”, interpretada por la banda de música de la Cruz Roja, así como una saeta a cargo de Alex Ortiz. Elogiable fue también la actuación de la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo de las Tres Caídas, que momentos antes de la salida dedicaron a la Virgen la marcha “Vía Crucis de Salud”.

Expresamos nuestro agradecimiento a nuestro párroco y director espiritual, D. Miguel Ángel Núñez Aguilera, a todas las hermandades e instituciones que acudieron en representación en este día tan importante para nuestra hermandad, a todas las personas que han contribuido desde el anonimato a hacer un día grande este pasado 5 de diciembre, y nuestro recuerdo a todos los hermanos que nos precedieron, que con trabajo y dedicación nos legaron esta hermosa herencia y desde el Cielo disfrutarían en espíritu con todos nosotros.

El regreso de la comitiva por la Cuesta del Rosario, la Alfalfa y las calles que conducen a San Nicolás se produjo, como todo el recorrido, acompañada de miles de personas, en una jornada histórica que nos llevaba a rememorar un día de Martes Santo en un otoño muy especial, el otoño de 2021 en el que la gran familia candelaria pudo finalmente poner broche de oro a sus primeros cien años de existencia, reforzando nuestra filial devoción a nuestros sagrados titulares, Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Candelaria.

Foto de portada de noticia Domingo Pozo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *