Día 1º de Quinario 2018

Todo está preparado. Magnífico altar de culto, gran equipo humano de la hermandad que ha estado trabajando mucho para ofrecer estos cultos a los hermanos.
Ya con todo en su sitio, nuestro director espiritual, nos lanza una pregunta, ¿tú qué vas a poner? No somos sujetos pasivos, venimos a los cultos para dejarnos interpelar por la palabra de Dios, por la comunicación en el Amor y eso es algo activo no pasivo.
Activa en la presencia en los cultos, alegrándonos y reconociéndonos entre nosotros vinculados en un mismo afecto. Es una ocasión para vivir como hermandad, amando a aquel no nos ama. Somos una familia. Nuestras vidas están unidas en una sola familia. La segunda manera de ser activos está en la oración, por todos, trayendo en nuestro corazón a aquellos que no nos pueden acompañar.
Los cultos son un momento precioso para hacer transmisión de la fe, hacer catequesis, transmitir qué supone para nosotros ser de la Hermandad, ver al Señor, ¿por qué soy de la Candelaria? Es una ocasión para que estos días sean un homenaje al Señor, porque desde que nos levantamos lo llevamos en el corazón y nuestra vida viene marcada por nuestro cariño a El.

Estamos de culto.

Tenemos que aprovechar para que el Señor pase por nuestras vidas pero para ello debemos ponernos a la escucha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *