Ha fallecido el Cardenal Carlos Amigo Vallejo

Con hondo pesar recibimos la noticia del fallecimiento en el día de hoy, 27 de abril de 2022, del que fuera arzobispo de Sevilla, precisamente en la festividad de Nuestra Señora de Montserrat, iglesia de Roma de la cual era cardenal, y un día después de la de San Isidoro, quien le precediera en la sede hispalense.

El 22 de mayo de 1982 Su Santidad Juan Pablo II firmó el decreto con el nombramiento del sacerdote franciscano Carlos Amigo Vallejo como nuevo arzobispo de Sevilla, tomó posesión el 30 de junio, sucediendo al cardenal José María Bueno Monreal. En cabildo de oficiales de nuestra hermandad celebrado el 20 de julio quedó constancia de la felicitación por su designación, así como la filial disposición  de nuestra corporación a su labor pastoral. Fray Carlos Amigo había nacido en Medina de Rioseco (Valladolid) en el año 1934, y llegó a la sede hispalense desde su anterior destino como Arzobispo de Tánger. En el año 2003 fue nombrado cardenal y en 2009 abandonó la sede arzobispal, dejando un largo periodo de reconocido servicio a la Iglesia local y a las cofradías sevillanas. Recibió en nuestra ciudad a S.S. Juan Pablo II en 1982 y en 1993.

Desde su toma de posesión, fueron sido varias las veces que ha visitado nuestra hermandad y la parroquia de San Nicolás. El 2 de febrero de 1984, festividad de la Candelaria, ofició la solemne misa en honor de María Santísima de la Candelaria, siendo testigo del emotivo acto de la Presentación de los niños a la Santísima Virgen, visitando a continuación por primera vez la casa de hermandad. Fue defensor e introductor de la participación de las hermanas en la estación de penitencia, que se verificó en nuestra cofradía el Martes Santo de 1988; por ese motivo presidió el paso de la Virgen desde la salida del templo hasta la Alfalfa.

El 6 de junio de 1991 ofició la misa de reapertura de la iglesia de San Nicolás tras las obras de rehabilitación. En 1992, con motivo de la Exposición Magna Hispalensis celebrada en la catedral, aprobó la participación de la imagen de María Santísima de la Candelaria en su paso procesional. El Martes Santo de 1995, minutos antes de la salida, hizo acto de presencia en San Nicolás, tras dirigir unas palabras a los hermanos e impartirles  la bendición, realizó la primera llamada a los pasos. En junio de 1996 presidió la función solemne conmemorativa de nuestro LXXV Aniversario Fundacional, en la que recibió la Medalla de Oro de nuestra hermandad a la Iglesia Universal y Diocesana. En mayo de 1999 ofició la función solemne a la Virgen Candelaria en el LXXV aniversario de su ejecución, administró el sacramento de la Confirmación y bendijo las obras de rehabilitación de las dependencias parroquiales.

Igualmente fue cumplimentado por la junta de gobierno de la hermandad cada vez que asistía a actos parroquiales, como la celebración en el año 2000 de las  Bodas de Oro sacerdotales del párroco, Rvdo. D. Francisco Barragán Corde­ro  y del co-párroco, D. Manuel Barrera Cobano; en el año 2002 para la inauguración de la iluminación artística del templo por la Fundación Sevillana Endesa, y en mayo de 2006 para oficiar el funeral por el que fuera co-párroco Rvdo. D. Manuel Barrera Cobano.

En octubre de 2006 tendría que volver a San Nicolás por motivos luctuosos, como fue oficiar el funeral por nuestro hermano Ramón Ybarra Llosent, con quien mantuviera estrecha relación. Al año siguiente oficiaría el viernes de quinario a Nuestro Padre Jesús de la Salud y en 2008 acudiría a la presentación del libro que sobre la historia de la iglesia de San Nicolás se publicó con motivo del 250 aniversario de su reedificación. Finalmente, y tras cesar al frente de la sede hispalense en 2009, oficiaría nuestra Función Principal de Instituto en el año 2019, como Cardenal Arzobispo Emérito, desplazándose desde Madrid.

Descanse en Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *